Historias de Propofol III - Viva México cabrones!!

Y miércoles ya....y yo espero seguir paseándome por la playa...

En esta última entrada, os voy a contar como me desperté...


El primer recuerdo que tengo es estar hablando de quesadillas. Si, me oía a mi misma, explicándole a alguien como se hacían las quesadillas...


Cuando pude enfocar la mirada, vi que estaba en despertar y una enfermera me dijo que ya estaba, que ya me habían operado.

Me puse a reír, creo, no estoy muy segura. Se que me reí mucho aquel rato (bendito propofol).

Me dijo la enfermera, que había estado diciendo que iba de paseo por la playa con Elisa y Rubén (ya sabéis, mi amiga la que trabaja en quirófano y su hijo), me pareció de lo más curioso porque en la operación anterior paso exactamente lo mismo.

Bueno casi igual, porque esta vez la playa estaba en México y comíamos quesadillas.



Yo creo, que como estuve hablando con la ginecóloga del DF y le expliqué que tenía un amigo en el DF , una amiga en Oaxaca y otra en Puebla ,que mi sobrina vivía en Tulum, y que adoraba las quesadillas, pues mi cabeza se montó una historia a base de playa, sol, quesadillas, buena compañía. mejor música y propofol.

En algún momento de todo ese rato de "cuelgue" apareció la música de la banda sonora de COCO, recuerdameeeee.hoy me tengo que ir mi amor, recuerdameeee, si mi guitarra oyes llorarrrrrr.....


Y también apareció Luis Miguel cantando "México en la piel".... así se siente México, así se siente México, así como unos labios por la piel,así te envuelve México, así te sabe México, así se lleva México en la piel....


Esta canción fue la banda sonora de mi primer viaje a México, primer viaje que hice sola fuera de Europa.

Curioso lo que puede hacer nuestra cabeza, las asociaciones y las ideas que te generan...

Cuando las enfermeras de REA, me explicaban todo esto, les dije que menuda paciencia tenían, todo el día oyendo a gente desvariar....y me dijeron que , conmigo se habían reído mucho (y yo más), con mi viaje por México..... mi conclusión: TENGO QUE VOLVER A MEXICO.

Otra cosa curiosa, es que al despertar estaba convencida de que me habían puesto un cojín bajo las piernas, y le dije a las enfermeras que me lo quitaran....pues no había cojín, era mi culo, que al estar dormido lo notaba como si no fuera mio....con eso también nos reímos buen rato.

Una vez volví a sentir las piernas, me devolvieron a mi habitación, donde empezó el proceso de bebe algo, come algo, haz pipí para echar la anestesia (esta vez más complicado porque al tener dormido de cintura para abajo no sabia si tenia ganas de hacer pipí.....)

Y hasta aquí, las historias de Propofol.

Me gusta escribir sobre esto,porque es como un diario para mi, porque pienso que puede ser útil para otras personas que estén pasando por esto, y porqué es una manera de desmitificar el paso por quirófano y hacerlo más cercano y sencillo para aquellos a quienes os toque pasar por allí....

Gracias por leerme.

UN MILLÓN DE BESOS

Entradas populares