GENTE TÓXICA

Buenos días de viernes!!

Quería terminar la semana, haciendo una reflexión sobre la gente tóxica.



Como veis esta semana, estoy inspirada y charlatana, yo sigo pensando que es culpa del propofol. Esa droga hace que la cabeza te vaya a mil, y yo estuve la noche posterior a la operación, sin poder dormir, y con mil ideas surgiendo, tanto que me tuve que levantar, coger papel y boli y ponerme a escribir.

Pero bueno,  vamos a centrarnos en lo que he venido a hablaros hoy.....de gente Tóxica.


¿Cuáles son los hábitos de las personas tóxicas?

1. No paran de quejarse
La gente tóxica es una gran queja constante. ¿Sabéis aquello del vaso medio lleno o medio vacio? estas personas directamente no ven el vaso, y se encargan de hacérselo saber a todos los que están a su alrededor. Les escucharás sacando pegas absolutamente a todo: si hace calor porque no para de sudar, si hace frío porque así no hay quien viva, que si  la comida está salada, que si falta sal... cualquier cosa es buena para dejar constancia de su disgusto.
2. Se comparan con los demás todo el tiempo
Y que pesados pueden llegar a ser... la comparación constante con los demás no hace sino constatar su idea de que son unos desgraciados. Obviamente, siempre habrá alguien a quien las cosas le vayan mejor y esa será la excusa perfecta para empezar a verter negatividad por todos los rincones. La gente tóxica no aprovecha su inconformismo para potenciar la motivación sino que les sirve para seguir revolcándose en su miseria.
3. Sin filtro verbal
Está bien ser consecuente y decir lo que se piensa pero las personas altamente negativas confunden esta sana premisa con el hecho de abrir la boca sin pararse a reflexionar sobre lo que van a decir. Se escudan en la "sinceridad absoluta" para lanzar ofensas hacia otros que, qué casualidad, son más afortunados que ellos.
4. Se rinden antes de empezar
Como creen que todo está mal de origen nunca se esforzarán por emprender un proyecto nuevo. El pesimismo les ahoga hasta el punto de ni siquiera intentarlo, porque en su cabeza tienen claro que la iniciativa "nunca funcionaría". En realidad todo esto viene motivado por el tremento miedo al fracaso que sienten.
5. Creen que todos están en su contra
El victimismo es otra de sus características de esta gente, que nunca asume la responsabilidad de la situación. Bajo su punto de vista, existe una conspiración contra ellos y por tanto, los demás son los culpables de todas su desgracias.
6. Todo son problemas sin resolución
Encontrar soluciones es tan improvable como ver un unicornio cruzando la A-6. Las personas tóxicas podrán enumerarte sin titubear todos y cada uno de los inconvenientes que detectan en su vida; sin embargo, ninguno de esos problemas contará, bajo su punto de vista, con un posible remedio.
7. No admiten consejos
Por si todo lo anterior no fuese suficiente, los pesimistas nunca aceptarán un consejo. La soberbia y arrogancia que tienen les impedirá valorar la posibilidad de no tener la razón y de agarrar las riendas de su vida.



 Y una vez leído esto, seguro que os han venido muchas personas a la cabeza... a que si?? Muchas personas tóxicas que nos rodean, y que identificamos a la primera.....pero ese no es el ejercicio que yo quiero hacer con esto.
El ejercicio para hoy, es identificarnos nosotros en estos puntos (es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el nuestro).
Cuantas veces nos hemos quejado sin sentido, o comparado con los demás? ¿Cuantas veces somos negativos, no admitimos consejos o creemos que todos están en nuestra contra??


Seguro que todos hemos sido estos tipos de gente tóxica, en algún momento de nuestra vida: el narcisista, el quejoso, el agresivo verbal, el psicópata....
Es importante hacer el ejercicio de reconocerse a si mismo, antes de entrar a juzgar o valorar a los demás. 
Y con esto no quiero decir, que seamos María de Calcuta, que un buen despotrique nos va bien a todos, eh!
Solo que intentemos ser consecuentes con lo que somos y con lo que hacemos.

Pasar un buen fin de semana!
BESOS

Entradas populares