Zero Waste - Basura cero

Y por fin.....viernes!!!

Otra semanita más vivida y vamos a por el fin de semana....que tal ha ido? ¿Todo bien?

Ayer, con el tema del minimalismo, me deje una parte por contaros, porque me pareció tan importante que decidí que debía tener una entrada solo para explicaros, y es el movimiento Zero Waste (Basura cero).



Os copio de la wikipedia:

Basura cero (del inglés, zero waste) es un concepto de vida sustentable, basado en la reutilización de residuos que de otra manera serían almacenados y/o incinerados, contribuyendo así a la contaminación del ambiente.
Bajo el enfoque de basura cero, se busca reducir la producción de residuosreciclar y revalorizar la mayor cantidad posible de materiales, así como promover la fabricación de producto de larga vida útil. Su premisa básica es la separación en origen que consiste en que cada ciudadano separe los residuos reciclables de los que no lo son y que pueda desecharlos de manera diferenciada.
La primera ciudad en aplicar este tipo de legislación fue CanberraAustralia que en 1995 se planteó “ningún desecho en el 2010”. La ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, con 7.000.000 habitantes, también la aplicó al mismo tiempo y logró reducir en un 50% sus residuos urbanos en 10 años.

Yo no se vosotros, pero cada vez que iba a comprar a un supermercado, llenaba el cubo de basura, nada más llegar a casa, cuando colocaba la compra en su sitio: una bolsa de plástico para cada tipo de fruta o verdura, el cartón de la leche, las conservas o los yogures, las bandejas blancas de carnes o pescados, con su correspondiente plástico y etiqueta....y un sinfín más de residuos.

Comprobar la cantidad de basura que generamos, tendría que servir para que abriéramos los ojos y nos diéramos cuenta que no sirve solo con reciclar (que hay que seguir haciéndolo, ojó!).
El objetivo esta en reducir la basura, los residuos que generamos. 
Y eso podemos hacerlo de forma muy simple:
  1. Ser conscientes de la basura que generamos
  2. Evitar generar esta basura, comprando productos a granel, llevando nuestra bolsa de tela, evitando comprar envasados
  3. Reciclar todo lo posible e intentar dar una segunda vida a todos los residuos, mediante compostaje(en caso de residuo orgánico) o reciclando de forma correcta (si, todavía hay mucha gente que no recicla bien)


Os dejo también unos consejos, podéis ver el articulo entero, Pinchando aquí :

CONSEJOS PARA APUNTARSE A LA TENDENCIA RESIDUO CERO
1. Cansados de la publicidad. Puedes negarte a recibir publicidad en el buzón que además genera toneladas de basura, consume recursos y habitualmente ni la miramos. Algunos municipios han regulado en sus ordenanzas municipales la propaganda directa en buzones, reconociendo el derecho a no recibir publicidad no deseada e incluyendo sanciones a quien no lo respete. En el resto de municipios se puede colocar una pegatina en nuestro buzón expresando nuestro deseo de no recibir publicidad no solicitada, algo que no se respeta ni por repartidores ni por anunciantes.
2. Facturas online. Avisa a tu compañía de luz, agua, teléfono para que no te envíen las facturas en papel ya que habitualmente lo consultas vía Internet.
3. No al merchandising. No te cargues de llaveros y bolígrafos que no usas, camisetas y un largo etcétera de objetos que terminan en un cajón ocupando espacio o en la basura como residuo.
4. Zafarrancho de limpieza. Podemos hacer una buena limpia en nuestra casa deshaciéndonos de todo lo que no se usa. ¡No lo tires! Dónalo, véndelo a tiendas o colócalo en portales de segunda mano para otorgarle una nueva vida.
5. Compras impulsivas. Olvídate de esas compras que realizas por impulso y que luego nunca usas. No regales cosas por compromiso que sabes que no van a gustar. Evitarás, tanto a ti como a los demás, la creación de una fuente de residuos.
6. Reutiliza. Seguro que tienes algún objeto desechable que puede utilizarse por un artículo reutilizable. Existen multitud de portales online que te enseñan a reutilizar objetos. Una actividad en la que además pueden participar los niños.
7. La cesta de la compra. Acude a comprar con tu bolsa de tela o carrito de la compra. Evita todos los envases que no son necesarios. Compra en la medida de lo posible a granel y al corte, además es más barato. Consume productos de temporada y próximos a tu lugar de residencia, seguro que hay una oferta muy amplia. Los productos que vienen de lejos tienen un excesivo gasto en transporte. Cuando salgas a comer o cenar fuera, utiliza el mismo criterio para la carta del restaurante.
8. Recicla. Cuando hayas agotado todas las posibilidades de reutilización recuerda depositar el residuo en el contenedor correspondiente.
9. Compost orgánico. Haz compost con los alimentos y residuos árboles. No es complicado, lo puedes utilizar en el jardín o en tus macetas.
10. La dieta perfecta. En el hogar y en el trabajo. Si has hecho la compra con criterio podrás preparar infinidad de menús para ti y tu familia que apenas generan residuos. No hagas aburrida tu comida en el trabajo. Prepara recetas que te mantengan activo, que se puedan trasladar en tu tupper y no caigas en el aburrido y repetitivo sándwich.
11. No derroches agua ni energía. Acuérdate que para obtener estos recursos se generan muchos residuos. Utiliza el transporte público, los combustibles y las energías alternativas.

Espero que esta entrada, os sirva para revisar vuestros hábitos e intentar llevar una vida más respetuosa con el medio ambiente.
BESICOS

Entradas populares